Archivo de la categoría: Series

A step forward

Estándar

Después de una tarde aburrida y tras trastear un poco la web de Series.ly decidí ver ahora “500 days of summer” simple y llanamente para ver a Zooey Deschanel y su flequillo. Pero ha sido mientras buscaba dónde verla cuando decidí hacerlo en inglés completo (subtítulos incluídos).

Normalmente, y no sé porqué, no me gusta ver películas en VO a pesar de que las series no las veo nunca dobladas. Podría acharlo a la duración, pero hay series con capítulos más largos que una peli —pongamos por ejemplo los finales de Downton Abbey—. Así que a partir de ahora, me propongo verlo todo en VO, subtítulos también que no vendrá mal.

Por otra parte, ya terminé la segunda temporada de Happy Endings y ¡QUIERO MÁS! Es una serie genial, que si alguien no sabe qué ver, debería ponerse ya con ella. No he podido parar de reir con las situaciones tan absurdas en las que se meten, sobre todo el trío Jane-Brad-Max. Ahora, por recomendaciones tuiteras, probaré Community.

Sequía de series

Estándar

Con la llegada del calor empieza una de las peores épocas para todo freak de las series que se precie. Yo ya llevo casi dos semanas sufriéndolo —y con pena, ya que hasta tuvimos algún final de serie—, a pesar de que en apenas un mes empieza una de mis series favoritas: Weeds (que por cierto me encantan las imágenes promocionales tipo pin up que hicieron algunas temporadas atrás).

Así que para suplir la ausencia, me puse a la búsqueda y captura de series leyendo algunos blogs especializados y preguntando por twitter.

Al final encontré algunas, que estoy empezando para ver si me convencen y verlas enteras o si, por el contrario, tengo que seguir con la búsqueda. Entre ellas tengo:

  • Hart of Dixie: llevo unos 6 capítulos. Está entretenida pero no es nada del otro mundo. Y los capítulos se me hacen demasiado largos.
  • Happy Endings: Genialérrima, sin más. En menos de una semana me he visto la primera temporada. No sé porqué no había empezado a verla antes, pero ha sido todo un descubrimiento. Super recomendada.
  • The Middle: ni fú ni fá. He visto un par de capítulos pero creo que no será una de las imprescindibles.
  • Miranda: es una serie británica, con su humor tan peculiar que si no se entiende es mejor ni empezarla a ver. Pero a mí me está encantando! Además la actriz protagonista, Miranda Hart, la recordé de Call the midwife. Otra miniserie británica preciosa centrada en un grupo de matronas en los años 50.

Ahora ya sólo queda ver cómo se van desarrollando y si necesito nuevas series para combatir los días de calor y aburrimiento.

Por cierto, se admiten sugerencias!!

De series británicas

Estándar

Parece que con el paso de los días he conseguido acabar con las pocas ganas de ver series y me he puesto al día (o casi) con todas aquellas que tenía abandonadas —hasta con Once Upon a Time, y mira que se me hace pesadisisisima—.

De hecho, en el último par de semanas me vi dos grandes series de la televisión británica: Sherlock y, la menos conocida, The Crimson Petal and the White. De la primera había leído por varios blogs que lo bien que estaba y lo mucho que la recomendaban; pero no fue hasta que el Señor E. empezó a verla cuando me dieron ganas de echarle un vistazo. La busqué y en unos días ya me había visto las dos temporadas (son sólo 3 capítulos cada una) y me ha ENCANTADO. La trama está muy bien trabajada, pero sobre todo destacaría la banda sonora, el montaje y la posproducción que tiene —hacen que la serie sea redonda—; además de, está claro, Sherlock (Benedict Cumberbatch) que hace un trabajo magnífico.

La única pega que le puse a la serie mientras la veía —y que ya me había advertido el Señor E. porque me conoce— es su duración, cosa que tiene en común con casi todas las series británicas. Cada capítulo es de una hora y media. Aunque lo intente, y por más que me guste la serie, no puedo ver los capítulos de más de 40 minutos del tirón. No sé porqué siento la necesidad de ir parándolos.
Pero aún así, el último capítulo logré verlo del tirón: es genial.

Alternándola con la anterior, me vi los cuatro capítulos de la miniserie The Crimson Petal and the White. Hace unos meses había leído sobre ella, me la había apuntado y después la olvidé. Pero una tarde de aburrimiento, volví a dar con ella y la empecé. Está basada en la época victoriana en Londres y cuenta cómo cambia la vida de una de las prostitutas más famosa de la ciudad, Sugar, al cruzarse con el empresario William Rackham. Es una serie que no se corta un pelo en mostrar la sordidez de la época o todas las escenas de sexo que han querido —se nota que los británicos no son para nada tan recatados como los de EEUU—.

Lo que más me llamó la atención nada más empezar la serie fue encontrarme de nuevo con Chris O’dowd, más conocido por su papel de Roy en IT Crowd. A pesar de ser un personaje tan distinto, no podía quitarme de la cabeza lo desgraciao que es en la serie de los informáticos.

Ahora a ver si consigo terminar de ver algunos capítulos que me faltan y empezar a ver Smash, que tiene muy buena pinta!