Archivos Mensuales: marzo 2013

Despidos y despedidas

Estándar

Hace apenas dos días, llegaba a trabajCaptura de pantalla 2013-03-15 a la(s) 19.16.39ar y me encuentro a mi compañera recogiendo porque la acaban de despedir.

Sí, imagínate que estás trabajando como un día cualquiera y a mitad de tu jornada, cuando en lo único que estás pensando es en qué vas a comer, llega tu superior y te dice que te puedes ir y que no hace falta que vuelvas.

Así, sin más, sin anestesia. Sin esperarlo. Y sin motivos. Porque las excusas oficiales no son más que eso, excusas que distan mucho de los motivos reales que han llevado a esa decisión. Pero ya lo decía el otro día, por encima no tenemos más que incompetentes que intentan salvarse el culo a toda costa. Y en cuanto tienen la mínima sospecha de que alguien puede desenmascararlos, te echan. Porque tienen ese poder.

Ahora me toca cambios de turno extraños hasta que averigüen a quién van a mandarme como nuevo compañero. Y yo cada día con más dudas. Y nadie que me ayude a resolverlas.

Anuncios

Los incompetentes (o el mono que pilota)

Estándar

Si hay algo que no logro comprender del mundo laboral son a los jefes (o mandos superiores) incompetentes. Esos que sólo buscan echarte mierda, dan malas contestaciones, no valoran (ni recompensan) ninguno de tus esfuerzos y piden imposibles sin parar.

Imagen

Se supone que a trabajar tienes que ir con ganas, para darlo todo y estar a gusto con la empresa. Pero no, logran todo lo contrario, que te levantes con ganas de que te despidan ese mismo día (a poder ser a primera hora) y con la única motivación de que a final de mes cobrarás (aunque claro, tampoco mucho no vaya a ser que nos dé para todo!).

Para mí es la primera vez que me siento así y no tiene nada que ver con que el trabajo no sea “de lo mío” ya que no siempre he tenido esa suerte. Y la verdad que no sé qué hacer.

En pocos meses se acaba mi contrato ¿qué haré? Pues no lo sé, la única motivación es el dinero. Y esa no es la mejor de las motivaciones.