Y los lunes serán los nuevos domingos…

Estándar

Un mes en el paro hacía justo el día que después de pensármelo y poner la pereza a un lado, me saco una cita y voy al SAE para darme de alta como demandante de empleo. Porque no está de más, aunque de poco sirve.

Total, que después de esperar un buen rato, aguantar los olores a humanidad de la oficina y conseguir mi papelito que dice que soy una desempleada oficial más, vuelvo a mi casa. Y nada más llegar, me llaman para preguntar si me interesaría ir a una entrevista esa misma tarde.

Tras media hora de entrevista, aprovechando que estaba cerca de mi anterior oficina me acerqué a saludar a mis compañeras y a llevarles el detallito que les traje del viaje.

Apenas 10 minutos duró mi visita y al salir, me llamaron para decir que me había cogido para el trabajo y que empezaba al día siguiente. ¡Voy a ser librera! Entre las gafas negras de pasta, que estaré en un museo y el flequillo… más gafapasta imposible.

Y así, gracias a un email, hace ya una semana que vuelvo a tener trabajo de martes a domingo. Al menos durante unos meses.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s