La zapatos de la boda

Estándar

Normalmente las bodas me dan más o menos igual, pero el sábado pasado se casaba mi prima y, no lo negaré, me hacía bastante ilusión. Por la mañana fuimos a la peluquería y nada más comer nos pusimos a arreglarnos para ir bien guapas.

Asi que allí estábamos, a las 6 de la tarde en la puerta de la iglesia esperando que empezara la ceremonia. Llegó entonces la novia, en un coche de caballos y cuando ya va a empezar todo noto como algo extraño pasa en mi pie izquierdo. No sé porqué lo noto menos sujeto.

Entonces miro hacia abajo y ¡horror!, mis preciosas sandalias moradas de tacón se habían roto.

Menos mal que era sábado, estábamos en el centro y aún estaban las tiendas abiertas. Así que rápidamente el Señor E y yo fuimos en busca y captura de unos tacones que me pegaran con el vestido y sobre todo baratos. Al final encontré unos que cumplían todos los requisitos en la segunda tienda que visitamos.

Y yo que había “reutilizado” los zapatos para no tener que comprarme unos tacones nuevos que sé que no voy a usar…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s