Archivos Mensuales: julio 2012

La zapatos de la boda

Estándar

Normalmente las bodas me dan más o menos igual, pero el sábado pasado se casaba mi prima y, no lo negaré, me hacía bastante ilusión. Por la mañana fuimos a la peluquería y nada más comer nos pusimos a arreglarnos para ir bien guapas.

Asi que allí estábamos, a las 6 de la tarde en la puerta de la iglesia esperando que empezara la ceremonia. Llegó entonces la novia, en un coche de caballos y cuando ya va a empezar todo noto como algo extraño pasa en mi pie izquierdo. No sé porqué lo noto menos sujeto.

Entonces miro hacia abajo y ¡horror!, mis preciosas sandalias moradas de tacón se habían roto.

Menos mal que era sábado, estábamos en el centro y aún estaban las tiendas abiertas. Así que rápidamente el Señor E y yo fuimos en busca y captura de unos tacones que me pegaran con el vestido y sobre todo baratos. Al final encontré unos que cumplían todos los requisitos en la segunda tienda que visitamos.

Y yo que había “reutilizado” los zapatos para no tener que comprarme unos tacones nuevos que sé que no voy a usar…

Anuncios

Back to work

Estándar

Hoy, por fin, he vuelto a trabajar.

Me llamaron hace una semana de mi antiguo trabajo de verano de teleoperadora, porque se habían enterado que estaba por la ciudad y en busca y captura. Me ofrecieron una jornada completa —aunque partida, que es el mal— y el sueldo más alto que he ganado hasta ahora. Así que desde hoy y hasta final de temporada seré una de esas voces que están al otro lado, haciendo posible las vacaciones de muchos españoles.

No tiene nada que ver con lo que yo quiero ser de mayor y por lo que he estudiado tanto, pero es trabajo —aunque sean solo pocos meses—. Y algún día llegará el bueno.

Eso sí, al menos cada día volveré a casa con historias surrealistas que, por desgracia, no podré contaros por aquello de la protección de datos!