Archivos Mensuales: marzo 2012

Trabajo

Estándar

Hace un par de semanas, como siempre que encuentra una oferta, mi amiga María me reenvió un email de nuestra facultad en el que buscaban periodistas para cubrir unas plazas. Sin saber para qué era (lo único que ponían era el perfil que buscaban: licenciados con experiencia en gabinete y del entorno cultural), actualicé mi CV en Ícaro y apliqué a la oferta.

Buscando más información por internet y viendo las fechas para las que querían cubrir los puestos, até cabos y caí en la cuenta de que sería para el Festival de Cine Español de Málaga. Y así era. Y yo daba el perfil al 100%, no sólo por el trabajo de gabinete, sino por tener experiencia también en el mundo del cine.

Días más tarde me llamaron para concertarme una cita para la entrevista, de modo que el lunes pasado me puse todo lo mona que puedo y para el centro que me fui. Nada más llegar me dio un poco de bajón, habíamos sido convocados un montón de personas (al menos 5 a la misma hora que yo), algunos bastante mayores y algún que otro compañero de clase.
Media hora más tarde me llamaron y empezó mi entrevista. Me pidieron que les comentara cuál era mi experiencia profesional; empecé a contar lo que había hecho y fue nombrar que el año pasado había trabajado en una distribuidora de cine en Barcelona, y a mi entrevistador se le iluminó la cara. Me pidió que le diera detalles sobre lo que había hecho, si habíamos participado en festivales y con quién había trabajado. No me había dado tiempo a terminar, cuando me interrumpió diciendo que por él me cogía en ese mismo instante pero que no podía hacerlo ya que tenían que seguir entrevistando. Pero aún así me fui con muy buena sensación. No habrá muchos compañeros aquí que hayan tenido la oportunidad de trabajar en una distribuidora como la mía.

Finalmente ayer, cuando iba de camino al gimnasio con mi hermana, me llamaron para decirme que me cogían y darme algún detalle más.

Estoy contenta, claro está, va a ser una gran experiencia y además seguro que estará muy bien. El problema es que sólo durará 13 días.

Anuncios

Noche de insomnio

Estándar

Aquí estoy, a las 3 de la madrugada, escuchando lo que me queda en Spotify y apurando la batería que le queda al portátil hasta ver si consigo dormir antes de seguir rayándome con todo aquello en lo que no debería pensar.

Creo que voy a tener que dejar de echarme la siesta por las tardes, porque esto no mola. Sí, yo que —por suerte o desgracia— puedo hacer eso tan español que es echarse un sueñecito después de comer, voy a tener que renunciar a ello para no pasarme la noche en vela.

Al menos el insomnio de hoy está siendo provechoso. Me puse a actualizar el ordenador y aquí estamos estrenando sistema operativo. Ya soy un león.
Aunque hasta mañana no me ponga a instalar los programas más gordos, ya al menos lo peor está hecho.

Contaré ovejitas a ver si surte efecto.