Estándar

Mi madre, que sabe que pocas cosas me ponen más contenta que un libro, el día en que pasó “todo lo malo” que diría Lisbeth me trajo Millenium3. A pesar de tener ganas de terminar la trilogía, no lo empecé con ganas. Pero ahora, en mi semana sabática lo pillé por banda y no lo dejo.
Y esto es motivo de cabreo por parte de mis primos, que se ponen malos cada vez que me ven aparecer con el tochazo de libro, ya que eso les supone una menos con quien jugar. Para conformarlos les enseño hasta la página que voy a leer y les digo que cuando termine jugaré a lo que quieran.
Ya jugué a las casitas, a las carreras, a los prisioneros y a los duelos.
Por otra parte, los vecinos de mi abuela podrían ser un poco más generosos y compartir wifi conmigo, que no son pocas las veces que abro firefox para buscar cualquier chorradita.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s