Prioridades II

Estándar

No estaba al final de la lista de prioridades. Es que ni siquiera aparecía en ella. Optimista que es una.

Así que para alejarme unos días de posibles recuerdos, me fui con mi abuela, para que me colme de mimos. Como sólo una abuela sabe hacer.
Pero lo mejor de todo, fue enterarme nada más llegar de que mi abuela se encontró el otro día en el salón un murciélago (pequeñillo, para más datos) y que no tuvo otra cosa que tirarlo por el báter para acabar con él.
Estoy por hacerle un Facebook, porque fijo que es la única a la que le ha pasado esto.

Nada más, a ver si ahora el blog resucita, que siempre me inspiraron las malas épocas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s