No, no me mojé ¬¬

Estándar

Cuando salí de casa apenas llovía. De todas maneras pensaba ir en bus.
Pero lo perdí, así que me hice la valiente y empecé a caminar.

Llegando al puente se puso a llover de manera exagerada. Entre eso y el aire el paraguas no servía para nada (es el invento más estúpido de la historia, solo sirve para no mojarse el pelo. Y hoy ni para eso).
Como pude llegué a la parte de atrás del Eroski y me refugié en un portal.

Así, poco a poco, logré llegar al trabajo. Toda mojada (aunque Hilario dice que una mujer no debe decir eso… : P) y con los tenis chorreando.
Tuve que llamar a mi hermana para que cuando escampara un poco me trajera unos pantalones y zapatos.

Menos mal que mientras esperaba me dejaron unos calcetines secos (mis pies no aguantan el frio).
Te doy las gracias de nuevo, para que no te quejes : )

Anuncios

Un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s