Estándar

Sábado, 2 de la madrugada: llegamos al circuito después de perdernosen un cacho de autovía aún sin terminar (iba perdido hasta el GPS) y en el quinto pino plantamos el coche. Dormimos en el coche, con mi hermana encima (si, lo sé, estoy blandita), no sabía que fuera a ser tan sumamente incómodo.

El domingo, desde las 9.30 ya estábamos mi padre y yo sentaditos en la tribuna, viendo pasar las motos, hasta que empezaron las carreras.
Estuvo bien, es emocionante verlo allí aunque solo veas un cach. Pero eso sí, en mi cacho se fueron unos pocos al suelo de 250.

gente

Y ná, muuuucha gente, vimos a los ganadores, a Sete dando solo dos vueltas (esto es algo que no sorprendió a nadie), Rossi se cayó (y tuviste tu mensaje sin maldad :P), vimos delante nuestra un adelantamiento guapo, cantamos cumpleaños feliz a Elías y escuchamos a ¿Pocholo?.

motos

Lo peor de todo, fue al terminar, llegamos al coche y no podíamos movernos del atasco tan increible que había (si, joder, había organización, lo que pasa es que lo disimulaban). Así que desde las 3.30 hasta las 7, parados completamente hasta que pudimos salir poco a poco. Para llegar a casa un poco antes de las once.

precausioon

Anuncios

Un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s